MEDHUFARU WRECK

Excavadoras bajo el mar

Otro pecio para disfrutar del buceo en Srilanka, el Medhufaru, un carguero de Maldivas hundido en el año 2009, con dos grandes excavadoras en su interior y material de construcción, hundido a 29 metros de profundidad, cerca de la costa de Mount Lavinia a las afueras de Colombo la capital de Srilanka.

MEDHUFARU WRECK

El Medhufaru, un carguero de Maldivas que transportaba material de construcción  dos grandes excavadoras y mezcladoras de cemento, se hundió frente a las costas de Colombo durante el monzón de 2009. Este buque de carga esta actualmente intacto en un 90%, cubierto de corales siendo el habitat de muchas especies marinas. La parte superior del puente se encuentra  a  14 metros de profundidad, mientras que la sección más profunda se encuentra a 29 metros. Las especies marinas mas comunes que se encuentran alrededor y en los restos del naufragio incluyen numerosas especies de nudibranquios, morenas, rayas, pez murciélago y pez león, mientras que en el azul, busque depredadores como el atún y el peto.est

HISTORIA

Llamado Al Tarek realizaba transporte en el Mar Rojo, cuando comenzó a realizar el transporte de material de construcción entre Maldivas y Srilanka para una compañía Maldiva le cambiaron el nombre por Medhufaru, nombre de un atolón de las islas Maldivas.

El 31 de mayo de 2009, se hundió frente a las costas de Mount Lavinia en las afueras de Colombo.

Lleva su nombre grabado en la popa  registrado en Male, Maldivas. 

Yace en posición vertical sobre el fondo arenoso, el Medhufaru se hundió durante el monzón de 2009.

 La parte superior del puente se encuentra a 14 metros mientras que la parte más profunda se encuentra a 29 metros. Las especies de vida marina comunes que se encuentran alrededor y en los restos del naufragio incluyen numerosas especies de nudibranquios, morenas, rayas, pez murciélago y pez león, mientras que en el azul, puedes ver depredadores como el atún y el peto.

 

Cuando hay buena visibilidad el puente blanco se puede observar desde la superficie.

 

Cubierta delo Medhufaru, fotografía Iñaki Larrea ©

Nivel de buceo

El Medhufaru es apto para todos los niveles de buceo ya que los principiantes pueden hacer la inmersión en el puente a 14 metros de profundidad y los ,mas experimentados pueden bajar hasta la hélice a 30 metros, hacer penetraciones fáciles por  la gran abertura de su costado por lo que es un barco para hacer un buceo agradable y divertido.

Tiburon ballena, fotografía Iñaki Larrea ©
El Medhufaru es un pecio para buceadores de todos los niveles, para divertirse y gozar del buceo en pecios, y a veces en la parada te puedes llevar alguna sorpresa y ver algún tiburón ballena, disfrútalo.
Iñaki Larrea

RAS UMM SID (Sharmn el Seij, Egipto)

Una gran inmersión

En los tres viajes que he realizado a Egipto he tenido la suerte de realizar gran cantidad de inmersiones, la mayoría de ellas consideradas como míticas en todos los libros de buceo o en los mapas de las agencias dedicadas al tema, todas ellas fascinantes.

Pero en mi estancia en Sharm el Seij he descubierto una inmersión de las que no aparecen en los libros, de esas inmersiones que parecen ser humildes cuando te las proponen, y piensas bueno una más de check in, pero acaban siendo de esas inmersiones para recordar, se llama “Ras Umm Sid” en la playa de “El Fanar”.

4/5

 

Cafe “Zarda” en el Fanar, fotografía de Iñaki Larrea ©

Ni siquiera hace falta madrugar porque está a escasos 15 minutos de mi hotel y centro de buceo en Naama Bay, así que vamos en coche a la playa de “El Fanar” donde encontramos una buena infraestructura de buceo, sitios para colocar las botellas, montar equipos, cambiarte, baños, etc… en el café “Zarda” te cuidan tus pertenencias mientras estas en el agua, a cambio de tomar un café o un refresco.

Jetty de El Fanar, fotografía de Iñaki Larrea ©

Se trata de una inmersión de infantería, es decir de entrada al agua a pie, y no en barco, yo prefiero la comodidad del barco porque no hay que cargar con peso pero esta inmersión es muy cómoda, esta preparado todo para no tener que caminar demasiado con todo el equipo encima.

Mapa de la inmersión.

Una vez equipados bajamos un trayecto corto de escaleras y caminamos por el Yetty hasta las escaleras que bajan al mar, donde tras hacer las ultimas comprobaciones, nos ponemos las aletas y saltamos al agua, con el lujo añadido de hacer la inmersión solo con Essam, un gran guía con muchos años de experiencia en Sharm.

Gorgonias, fotografía de Iñaki Larrea ©

Lo primero que me llama la atención es la buena calidad del arrecife teniendo en cuenta que es una zona de baño y hay bastante gente haciendo snorkel no esperaba que hubiera un arrecife tan bonito.

Yellowspotted Trevally, fotografía de Iñaki Larrea©

La inmersión es en pared, según la corriente hacia la derecha o izquierda, a mí la que mas me gusta es salir con la pared a la izquierda llegar al final del arrecife y salir un poco al azul, si aguantas un poco la corriente puedes ver Eagle Rays, Giant trevallys, Bluefin trevallys, Bigeyes, Goldboys trevallys, Redtooth trigerfish, cazando en una nube de Fusilliers de Suez, Soldiers, unicornios, peces loro, peces cofre, ángel, payaso, red sea bannerfish y todos los peces que te puedas imaginar, la riqueza del arrecife es increíble, con grandes Gorgonias milenarias, no te cansas de observarlo todo e intentar fotografiarlo intentando que la reserva de aire no se resienta demasiado.

Yellowspotted Trevally, fotografía de Iñaki Larrea ©

De vuelta con la pared a la derecha entre nubes de damiselas y de anthias, vemos algún pez león, y algún pez piedra antes de llegar a las escaleras de salida, hacemos la parada de seguridad, y salimos quitándonos las aletas en los escalones, recorremos el Jetty que esta sobre el arrecife y subimos a el “Zarda” donde nos quitamos el equipo, cambiamos de botella para la segunda inmersión y nos sentamos a hacer el intervalo de superficie tomando un café y contemplando el paisaje charlar de las incidencias de la inmersión.

Eagle ray, fotografía de Iñaki Larrea ©

Después de una hora de intervalo nos vamos preparando para la segunda inmersión, nos equipamos, bajamos al Jetty y como siempre hacemos la ultima comprobación de equipo, todo OK, vamos al agua.

Lion Fish, fotografía de Iñaki Larrea ©

Esta vez salimos con la pared a la derecha, enseguida salimos a un valle plagado de esponjas, de coral pipa, Grass coral, Mushroom coral, etc.. enseguida vemos un Napoleon que intenta marcharse, una colonia de peces león, mas de una docena durmiendo en un coral, groupers, un gran banco de barracudas de gran tamaño.

Napoleon fish, fotografía de Iñaki Larrea ©

A la vuelta vemos como Snappers, Goldboys trevallys y Yellowspotted trevallys cazan entre los bancos de fusileros, anthias y damiselas.

Banco de Barracudas, fotografía de Iñaki Larrea ©

Después de la parada de seguridad salimos satisfechos de dos grandes inmersiones, subimos a las duchas, y con el equipo puesto desalamos.

Snapper cazando, fotografía de Iñaki Larrea ©

Pero aqui no acaba todo, después de ducharnos y cambiarnos de ropa vamos a la terraza de la Nausicaa, el local del Italiano Marco, donde puedes comer riquísima comida italiana y tomar una cerveza fría, para rematar una jornada perfecta.

Fotografía de Iñaki Larrea ©

Gracias por leerme

En Sharm el Seijk se combina buen buceo, cultura, y ocio un sitio interesante para conocer. Gracias por leerme
Iñaki Larrea

SS THISTLEGORM (Mar Rojo Egipto)

Una joya bajo el mar

El SS Thistlegorm, uno de los pecios mas famosos para los buceadores de todo el mundo, el pecio más conocido y el que todos quieren bucear, no es el más grande, pero la carga de sus bodegas y su historia lo hacen excepcional.

5/5

 

Entrada: Barco

Dificultad: Media

Profundidad media: 22

Profundidad máxima: 33

HISTORIA

Fue construido en los astilleros de JL Thompson e hijos en Sunderland, Reino Unido, en 1941. Con 126 metros de eslora y casi 5.000 toneladas de peso, carguero de gran tamaño y capacidad que alcanzaba los 10 nudos. El barco pertenecía a una serie de 4 buques construidos por la línea Alby y que llevaban el emblema de Escocia, el cardo o “Thistle” en inglés, seguido de una palabra gaélica: Thistledhu, Thistlegorm, Thistleglen y Thistlenuir.

Fotografía de Iñaki Larrea ©

Durante la II Guerra Mundial, el Thistlegorm fue requisado por la Real Marina Británica fue equipado con armamento de la Primera Guerra Mundial para su defensa y utilizado para transporte de pertrechos de guerra.

Fotografía de Iñaki Larrea ©

En 1941 partió del puerto de Glasgow con un cargamento de rifles, municiones, partes de aviones, botas Wellington, camiones, locomotoras, tanques, motos y túnicas para la campaña en el Norte de África.

Fotografía de Iñaki Larrea©

El 6 de octubre de 1941, mientras esperaba para entrar al canal de Suez fue interceptado por un escuadrón de Heinkel alemanes que, al no encontrar al Queen Mary utilizado por la Royal Navy para el transporte de tropas ametrallaron y bombardearon al SS Thistlegorm.

Fotografía de Iñaki Larrea©

Dos bombas impactaron en las bodegas de popa, donde se encontraba gran parte de la munición. La explosion partió la nave en dos, lanzando por los aires dos locomotoras. El Thisthegorm no tardó en hundirse mientras la tripulación que quedaba con vida abandonó el barco ayudados por el SS Salamanua y el Carlisle HMS. Nueve tripulantes murieron en el ataque. Dos días después esos mismos Heinkel, hundieron el Rosalie Moller.

Fotografía de Iñaki Larrea©

 A mediados de los años 50 Jacques Cousteau, con ayuda de pescadores locales, dieron con el Thistlegorm. El descubrimiento fue parte de un documental de National Geographic y también formó parte de sus series documentales “El mundo del silencio”. Cuenta la leyenda que Cousteau voló la torre del barco para que no pudiera ser encontrado y que con el oro que había en la caja fuerte del capitán compró el Calypso, nunca sabremos si solo es una leyenda urbana o hay algo de verdad.

Fotografía de Iñaki Larrea©

El hecho es que durante años el Thistlegorm, cayó en el olvido hasta la década de los 90, cuando se volvió a bucear en él, pasando a formar parte de la leyenda del buceo.

Fotografía de Iñaki Larrea©

Cuando bajas al barco y lo ves por fuera puedes ver los cañones de dotación, una locomotora, los destrozos de las bombas y los tanques Bren Gun Carrier de apoyo a la infantería, están panza arriba mostrando sus cadenas. Desde ahí podemos empezar a introducirnos entre las filas de camiones y motos,llegar al almacén de rifles y partes de aviones como alas que aún se conservan. En la bodega número dos encontraremos más camiones y varias botas y desde ahí podemos alcanzar la bodega de abastecimiento de combustible.

Fotografía de Iñaki Larrea©

En sus bodegas podemos ver motocicletas BSA M20 asignadas al Mariscal de Campo Auchinleck, que estaba a cargo de las tropas británicas que luchaban contra Rommel. Las G3L diseñada específicamente para ser utilizada en el desierto, y las Norton 16H.

Fotografía de Iñaki Larrea©

También podemos ver camiones Bedford MW y OY, construidos para aprovisionamiento de tropas. Los Morris Comercial CS8 para transporte de artillería, y los grandes Ford WOT 2 y 3, y los Tilling Stevens TS19.

Fotografía de Iñaki Larrea©

Todos ellos llevan más de 70 años hundidos en el Mar Rojo, siendo un pedazo de historia, de tragedia, de muerte y de vida, en su interior conviven muchas especies marinas que han hecho del Thistlegorm su morada.

Fotografía de Iñaki Larrea©

Hoy en día el Thistlegorm es visitado por miles de buceadores al año, unos por conocer una parte de la historia, otros como un trofeo realizado, otros simplemente porque les gusta bucear, pero solo los que bajan hasta él pueden comprobar la verdad de su belleza.

Fotografía de Iñaki Larrea©

 

El PECIO con mayusculas, mito, historia, fama, todo se conjuga en este barco que todo buceador desea conocer. Gracias por leerme.
Iñaki Larrea