RAS UMM SID (Sharmn el Seij, Egipto)

Una gran inmersión

En los tres viajes que he realizado a Egipto he tenido la suerte de realizar gran cantidad de inmersiones, la mayoría de ellas consideradas como míticas en todos los libros de buceo o en los mapas de las agencias dedicadas al tema, todas ellas fascinantes.

Pero en mi estancia en Sharm el Seij he descubierto una inmersión de las que no aparecen en los libros, de esas inmersiones que parecen ser humildes cuando te las proponen, y piensas bueno una más de check in, pero acaban siendo de esas inmersiones para recordar, se llama “Ras Umm Sid” en la playa de “El Fanar”.

4/5

 

Cafe “Zarda” en el Fanar, fotografía de Iñaki Larrea ©

Ni siquiera hace falta madrugar porque está a escasos 15 minutos de mi hotel y centro de buceo en Naama Bay, así que vamos en coche a la playa de “El Fanar” donde encontramos una buena infraestructura de buceo, sitios para colocar las botellas, montar equipos, cambiarte, baños, etc… en el café “Zarda” te cuidan tus pertenencias mientras estas en el agua, a cambio de tomar un café o un refresco.

Jetty de El Fanar, fotografía de Iñaki Larrea ©

Se trata de una inmersión de infantería, es decir de entrada al agua a pie, y no en barco, yo prefiero la comodidad del barco porque no hay que cargar con peso pero esta inmersión es muy cómoda, esta preparado todo para no tener que caminar demasiado con todo el equipo encima.

Mapa de la inmersión.

Una vez equipados bajamos un trayecto corto de escaleras y caminamos por el Yetty hasta las escaleras que bajan al mar, donde tras hacer las ultimas comprobaciones, nos ponemos las aletas y saltamos al agua, con el lujo añadido de hacer la inmersión solo con Essam, un gran guía con muchos años de experiencia en Sharm.

Gorgonias, fotografía de Iñaki Larrea ©

Lo primero que me llama la atención es la buena calidad del arrecife teniendo en cuenta que es una zona de baño y hay bastante gente haciendo snorkel no esperaba que hubiera un arrecife tan bonito.

Yellowspotted Trevally, fotografía de Iñaki Larrea©

La inmersión es en pared, según la corriente hacia la derecha o izquierda, a mí la que mas me gusta es salir con la pared a la izquierda llegar al final del arrecife y salir un poco al azul, si aguantas un poco la corriente puedes ver Eagle Rays, Giant trevallys, Bluefin trevallys, Bigeyes, Goldboys trevallys, Redtooth trigerfish, cazando en una nube de Fusilliers de Suez, Soldiers, unicornios, peces loro, peces cofre, ángel, payaso, red sea bannerfish y todos los peces que te puedas imaginar, la riqueza del arrecife es increíble, con grandes Gorgonias milenarias, no te cansas de observarlo todo e intentar fotografiarlo intentando que la reserva de aire no se resienta demasiado.

Yellowspotted Trevally, fotografía de Iñaki Larrea ©

De vuelta con la pared a la derecha entre nubes de damiselas y de anthias, vemos algún pez león, y algún pez piedra antes de llegar a las escaleras de salida, hacemos la parada de seguridad, y salimos quitándonos las aletas en los escalones, recorremos el Jetty que esta sobre el arrecife y subimos a el “Zarda” donde nos quitamos el equipo, cambiamos de botella para la segunda inmersión y nos sentamos a hacer el intervalo de superficie tomando un café y contemplando el paisaje charlar de las incidencias de la inmersión.

Eagle ray, fotografía de Iñaki Larrea ©

Después de una hora de intervalo nos vamos preparando para la segunda inmersión, nos equipamos, bajamos al Jetty y como siempre hacemos la ultima comprobación de equipo, todo OK, vamos al agua.

Lion Fish, fotografía de Iñaki Larrea ©

Esta vez salimos con la pared a la derecha, enseguida salimos a un valle plagado de esponjas, de coral pipa, Grass coral, Mushroom coral, etc.. enseguida vemos un Napoleon que intenta marcharse, una colonia de peces león, mas de una docena durmiendo en un coral, groupers, un gran banco de barracudas de gran tamaño.

Napoleon fish, fotografía de Iñaki Larrea ©

A la vuelta vemos como Snappers, Goldboys trevallys y Yellowspotted trevallys cazan entre los bancos de fusileros, anthias y damiselas.

Banco de Barracudas, fotografía de Iñaki Larrea ©

Después de la parada de seguridad salimos satisfechos de dos grandes inmersiones, subimos a las duchas, y con el equipo puesto desalamos.

Snapper cazando, fotografía de Iñaki Larrea ©

Pero aqui no acaba todo, después de ducharnos y cambiarnos de ropa vamos a la terraza de la Nausicaa, el local del Italiano Marco, donde puedes comer riquísima comida italiana y tomar una cerveza fría, para rematar una jornada perfecta.

Fotografía de Iñaki Larrea ©

Gracias por leerme

En Sharm el Seijk se combina buen buceo, cultura, y ocio un sitio interesante para conocer. Gracias por leerme
Iñaki Larrea

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *