SS THISTLEGORM (Mar Rojo Egipto)

Una joya bajo el mar

El SS Thistlegorm, uno de los pecios mas famosos para los buceadores de todo el mundo, el pecio más conocido y el que todos quieren bucear, no es el más grande, pero la carga de sus bodegas y su historia lo hacen excepcional.

5/5

 

Entrada: Barco

Dificultad: Media

Profundidad media: 22

Profundidad máxima: 33

HISTORIA

Fue construido en los astilleros de JL Thompson e hijos en Sunderland, Reino Unido, en 1941. Con 126 metros de eslora y casi 5.000 toneladas de peso, carguero de gran tamaño y capacidad que alcanzaba los 10 nudos. El barco pertenecía a una serie de 4 buques construidos por la línea Alby y que llevaban el emblema de Escocia, el cardo o “Thistle” en inglés, seguido de una palabra gaélica: Thistledhu, Thistlegorm, Thistleglen y Thistlenuir.

Fotografía de Iñaki Larrea ©

Durante la II Guerra Mundial, el Thistlegorm fue requisado por la Real Marina Británica fue equipado con armamento de la Primera Guerra Mundial para su defensa y utilizado para transporte de pertrechos de guerra.

Fotografía de Iñaki Larrea ©

En 1941 partió del puerto de Glasgow con un cargamento de rifles, municiones, partes de aviones, botas Wellington, camiones, locomotoras, tanques, motos y túnicas para la campaña en el Norte de África.

Fotografía de Iñaki Larrea©

El 6 de octubre de 1941, mientras esperaba para entrar al canal de Suez fue interceptado por un escuadrón de Heinkel alemanes que, al no encontrar al Queen Mary utilizado por la Royal Navy para el transporte de tropas ametrallaron y bombardearon al SS Thistlegorm.

Fotografía de Iñaki Larrea©

Dos bombas impactaron en las bodegas de popa, donde se encontraba gran parte de la munición. La explosion partió la nave en dos, lanzando por los aires dos locomotoras. El Thisthegorm no tardó en hundirse mientras la tripulación que quedaba con vida abandonó el barco ayudados por el SS Salamanua y el Carlisle HMS. Nueve tripulantes murieron en el ataque. Dos días después esos mismos Heinkel, hundieron el Rosalie Moller.

Fotografía de Iñaki Larrea©

 A mediados de los años 50 Jacques Cousteau, con ayuda de pescadores locales, dieron con el Thistlegorm. El descubrimiento fue parte de un documental de National Geographic y también formó parte de sus series documentales “El mundo del silencio”. Cuenta la leyenda que Cousteau voló la torre del barco para que no pudiera ser encontrado y que con el oro que había en la caja fuerte del capitán compró el Calypso, nunca sabremos si solo es una leyenda urbana o hay algo de verdad.

Fotografía de Iñaki Larrea©

El hecho es que durante años el Thistlegorm, cayó en el olvido hasta la década de los 90, cuando se volvió a bucear en él, pasando a formar parte de la leyenda del buceo.

Fotografía de Iñaki Larrea©

Cuando bajas al barco y lo ves por fuera puedes ver los cañones de dotación, una locomotora, los destrozos de las bombas y los tanques Bren Gun Carrier de apoyo a la infantería, están panza arriba mostrando sus cadenas. Desde ahí podemos empezar a introducirnos entre las filas de camiones y motos,llegar al almacén de rifles y partes de aviones como alas que aún se conservan. En la bodega número dos encontraremos más camiones y varias botas y desde ahí podemos alcanzar la bodega de abastecimiento de combustible.

Fotografía de Iñaki Larrea©

En sus bodegas podemos ver motocicletas BSA M20 asignadas al Mariscal de Campo Auchinleck, que estaba a cargo de las tropas británicas que luchaban contra Rommel. Las G3L diseñada específicamente para ser utilizada en el desierto, y las Norton 16H.

Fotografía de Iñaki Larrea©

También podemos ver camiones Bedford MW y OY, construidos para aprovisionamiento de tropas. Los Morris Comercial CS8 para transporte de artillería, y los grandes Ford WOT 2 y 3, y los Tilling Stevens TS19.

Fotografía de Iñaki Larrea©

Todos ellos llevan más de 70 años hundidos en el Mar Rojo, siendo un pedazo de historia, de tragedia, de muerte y de vida, en su interior conviven muchas especies marinas que han hecho del Thistlegorm su morada.

Fotografía de Iñaki Larrea©

Hoy en día el Thistlegorm es visitado por miles de buceadores al año, unos por conocer una parte de la historia, otros como un trofeo realizado, otros simplemente porque les gusta bucear, pero solo los que bajan hasta él pueden comprobar la verdad de su belleza.

Fotografía de Iñaki Larrea©

 

El PECIO con mayusculas, mito, historia, fama, todo se conjuga en este barco que todo buceador desea conocer. Gracias por leerme.
Iñaki Larrea

6 opiniones en “SS THISTLEGORM (Mar Rojo Egipto)”

  1. Que maravilla de paisajes marinos, es un privilegio tener a un amigo que nos enseñe. Un fuerte abrazo y sigue mostrándonos esos lugares impresionantes.

  2. Aunque muy conocido ya por muchos buceadores nunca está de más recordar su historia aunque yo tengo su recuerdo ya lejano ( la primera vez q lo visité fue en el año 1992) su recuerdo todavía perdura y más cuando pude bucear en su impresionante hélice.
    Sigue mandándonos más fotos e historias

  3. Así me gusta, que nos cuentes tus viajes y así ampliamos nuestra cultura para los que no nos podemos permitir el conocer sitios especiales.
    Que envidia me das canalla!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *