RECORRIENDO EL SUR 1

De Madiha a Weligama

En Noviembre, llega el monzón de invierno al norte de Srilanka, y comienza el buen tiempo en el sur.

Todavía este mes y el comienzo de Diciembre llueve por las tardes o por la noche, la temperatura como siempre se mantiene entre los 26º y los 30º y a partir de mediados de Diciembre el buen tiempo esta asegurado  siendo enero, febrero y marzo los meses top en el sur.

Para estas fechas toda la tribu nómada abandona Arugambay y se traslada al sur, surfers, divers, artistas músicos, todo el mundo comienza la migración, busca opciones para vivir en el sur, hoteles, hostels, surf camps, villas, casas, todo tipo de opciones están disponibles para todos los gustos y bolsillos.

En estos tiempos especiales quedamos pocos extranjeros en Srilanka, los precios son muy contenidos y la opción de alquilar una bonita villa a precios baratos hacen que la vida en esta zona sea muy agradable.

Barca de pescadores en la Bahia de Weligama, fotografía Iñaki Larrea ©

He alquilado una villa preciosa en Ahangama y una moto, aquí en el sur todo esta mas repartido por pequeños pueblos en los alrededores de playas o lagos, sitios increíbles para vivir, bucear, ir a ver ballenas en barco, snorkeling, hacer surf, visitar amigos, pequeños restaurantes para cenar; sitios en los que celebrar fiestas con amigos; el sur de Srilanka tiene un encanto especial que no te puedes perder; bienvenido al sur.

Mi casa en Ahangama, Srilanka, fotografía Iñaki Larrea ©

MOVERSE EN MOTO

La mejor manera de moverse por el sur es en moto, los alquileres son baratos aunque siempre intentaran cobrarte el doble, el precio  normal es de 500 Rupias día, unos 2 €, yo he conseguido una moto por 400 Rps diarias unos 50 € al mes.

Viajar en moto es muy agradable pero también peligroso, los autobuses y camiones son auténticos killers que no respetan nada, adelantamientos en linea continua, curvas, esquivar tuc tucs, elefantes que van por la carretera, varanos, bicis, bufalos y todo lo que se te pueda ocurrir te puede salir al paso en las carreteras de Srilanka, la adrenalina fluye por tus venas cada vez que conduces por Srilanka, pero merece la pena, descubrirás sitios preciosos que te atraparan al momento.

RECORRIDO

Vamos a recorrer la costa desde Matara hasta Galle, son dos ciudades bastante grandes, pero os voy a hablar de los pequeños pueblos que hay en el camino, pueblitos  donde merece la pena vivir, parar a comer o cenar, a bucear o hacer surf.

Desde Matara hasta Galle pasamos por Madiha, Mirissa, Weligama, Midigama, Ahangama, Kabalana y Unawatuna.

Ir en moto desde Madiha hasta Unawatuna puede ser una  hora y media de viaje depende del trafico, están lo suficientemente cerca para ir en moto a visitarlos, en mi caso estoy viviendo en Ahangama justo en el medio por lo que puedo ir a cualquiera de ellos en poco tiempo, ademas en Ahangama vive toda la colonia española.

Sunset en la playa de Madiha, fotografía Jurgina Bartroli ©

MADIHA

El primer pueblo que nos encontramos cerca de Matara es Madiha. 

Madiha es un pequeño y tranquilo pueblo costero, con una bonita playa donde puedes disfrutar tanto de bellos amaneceres y atardeceres, es la zona mas al sur del país.

Tal vez por su lejanía de Colombo o porque se encuentra fuera de la carretera principal es uno de los pueblos menos explotados a nivel turístico y todavía la gente local le resultan curiosos los turistas que se acercan al pueblo.

Si quieres huir del caos de las ciudades de Srilanka Madiha es una b buena opción.

Tiene varios buenos puntos de surf, algunos coffee shops, restaurantes guesthouses, también hay un par de diving centers y hacer snorkel en sus playas nadando con tortugas de buen tamaño que se acercan cada día a la costa es un sueño hecho realidad.

Doctor House, un restaurante de cocina de autor, muy buena comida, también si quieres algo mas barato tiene en el jardín un pequeño restaurante de pizzas, un gran jardín con escenario para conciertos donde se pueden juntar varios cientos de personas a disfrutar de la música en directoun sitio agradable donde disfrutar de música en directo y una buena comida.

Comedor de Doctor House, fotografía Iñaki Larrea ©

MIRISSA

Playa de Mirissa, al fondo Coconut Hill, fotografía Iñaki Larrea ©

Mirissa es el paraiso del Whale Watching, puedes hacer avivstamiento de ballenas casi en cualquier pueblo costero de Srilanka, en el norte en Nilaveli o Trincomalee, o en la costa oeste en Kalpitiya pero en Mirissa casi todos los negocios giran en torno a ello.

Los precios en los barcos grandes donde pueden ir 40 o 50 personas rondan los 30 ó 40 dolares, si quieres un barco mas pequeño puede ser 300 dolares entre 6 u 8 personas.

Avistamiento de ballena, fotografía Iñaki Larrea ©

Multitud de barcos salen del puerto de Mirissa para el avistamiento de ballenas, sobre todo ballena azul, y no todos por no decir la mayoría respetan el habitat de las ballenas, con acercamientos bastante peligrosos por parte de algunos.

También hay buenos puntos de surf para los aficionados a este deporte y algunos sitios para un buceo agradable.

Mirissa cuenta con unos cuantos Diving Centers donde podrás hacer inmersiones y si tienes suerte encontrarte en el camino de alguna ballena, también  hacer snorkeling con las ballenas es una experiencia increíble.

Ballena en la costa de Trincomalee, fotografía Iñaki Larrea ©

Comer y beber en Mirissa

En Mirissa tienes muchos restaurantes, pequeños, grandes, en hoteles, cocina local o internacional para todos los gustos y precios, los que mas me gustan a mi son:

SHADY LANE.- Buenísimos desayunos y zumos naturales, frutas y un local agradable para desayunar o tomar el lunch.

WOMBATS MIRISSA.- Cocina italiana, pizzas y ensaladas y un increíble mousse de chocolate y naranja.

MILKY WAVE.- El mejor helado italiano, y una limonada increíble, cocina italiana, pasta fresca, a Milky puedes ir a cualquier hora, desayuno, lunch, cena, siempre es un éxito.

Milky Wave, cocina italiana 100%, fotografía Iñaki Larrea ©

PETI PETI.- hotel donde si quieres puedes degustar su buena cocina y bañarte en su piscina, un sitio agradable para pasar el día.

BEACHMIRISSA.- Hotel y restaurante con piscina en la misma playa, junto a turtle beach, puedes contemplar el Sunset y las tortugas que se acercan a la playa, ademas de tomar una buena cena.

Piscina del Beachmirissa hotel, fotografía Iñaki Larrea ©

Masajes

Si necesitas un buen masaje haz una visita a SECRET ROOT SPA, también tienen cabañas para alquilar en un entorno muy agradable.

Secret Root Spa, fotografía Iñaki Larrea ©

WELIGAMA

Weligama Harbour, fotografía Iñaki Larrea ©

Si algo distingue a Weligama es su bahía, una gran bahía con una larga playa llena de escuelas de sur, agradables y suaves olas hacen que sea la zona ideal para aprender este deporte.

Pasear por su suave arena, contemplar el Sunset cuando las barcas de pesca pintadas de todos los colores posibles salen a faenar.

En la carretera que bordea la bahía están los innumerables puestos de pescado fresco recién sacado de los barcos.

En la zona del puerto a la izquierda de la playa mirando al mar, hay un centro de buceo Weligama Bay Diving Center, Chamindra te enseñara los mejores spots de buceo de la zona.

Playa de Weligama, fotografía Iñaki Larrea ©

Comer y beber en Weligama

Weligama es un pueblo mas grande y tiene muchos restaurantes, hoteles y pequeñas Rotti shops locales, paseando por la bahía puedes ver y elegir en cuál probar la cocina que más te guste.

Entre mis favoritos esta sobre todo:

HANG TIME.-. Esta en el 4º piso del hostel del mismo nombre, preciosa decoración y preciosas vistas de toda la bahía, puedes comer desde un delicioso Susshi, comida mexicana, hamburguesas veganas o unos desayunos muy buenos.

Es uno de los lugares de reunión de los nómadas en la zona.

 

Buceo en Weligama

Subiendo la cuesta del puerto de Weligama se encuentra el único centro de buceo de Weligama, Weligama Bay Diving Center, Chamindra y su equipo te llevaran a bucear en varios puntos de buceo, sobre todo pineacles, con mucha vida, muchos de ellos en el camino que recorren las ballenas, con un poco de suerte puedes tener un encuentro memorable debajo del agua.

Hay muchos mas sitios para disfrutar en Weligama, lo mejor es pasear e ir descubriendo sitios para comer o hacer compras, también en la carretera hacia Midigama tienes muchísimos puestos donde venden fruta, comida local, pescado, cerámica, de todo lo que puedas imaginar.

Aqui tienes que tener cuidado cuando conduces porque cualquier camión, coche, moto, para de repente en el medio para comprar algo en estos puestos, 🤷🏻‍♂️, what to do.

Segimos ruta hacia Midigama, recorriendo el sur.

Iñaki Larrea