Cuarentena en un hotel de Sri-lanka

Primer día de cuarentena, me levanto, son las 7,30 de la mañana, ayer me dijeron que me facilitarían las comidas pero no acordamos como, así que me ducho, me lavo bien las manos, hago un poco de tiempo y voy al comedor a ver como puedo hacer para desayunar.

Comedor del hotel vacío, fotografía Iñaki Larrea ©

Bajo al comedor y está todo recogido y vacío, recorro el hotel y no hay nadie, soy el único huésped y estoy solo, las puertas del hotel están cerradas con candados por fuera, no hay problema porque hay salida a la playa.

Puertas cerradas con candado desde fuera, fotografía Iñaki Larrea©

Minutos después aparece un empleado del hotel que efectivamente me confirma que soy el único huésped pero que no me preocupe que me llevan el desayuno a la habitación.

Vacío y recogido, fotografía Iñaki Larrea ©
Como en las pelis, fotografía Iñaki Larrea ©

Una hora después tocan a la puerta, son el empleado de antes y la camarera que me atiende habitualmente, un encanto de señora, me traen el desayuno, me lo dejan en la terraza y me dan un teléfono, al parecer del manager del hotel para que negocie con el las comidas y las cenas.

Desayuno en la terraza, fotografía Iñaki Larrea ©

Desayuno en la terraza frente al mar, de lujo, batido de platino y mango, tortilla francesa, tostadas con mantequilla, mermelada y café. Guardo la mantequilla y la mermelada en el frigorífico, donde tengo ademas 4 botellas de agua, pan de molde, crackers, cinco lonchas de jamón de York, tres plátanos y dos chocolatinas, kit básico para sobrevivir tres dias, 😄.

Mi nevera de supervivencia, fotografía Iñaki Larrea ©

Lavo los platos y tazas porque no quiero mas bichos de los habituales.

Todo limpio por si acaso, fotografía Iñaki Larrea ©

El aire acondicionado funciona y tengo internet, como un marajá.

Me asomo a la terraza y me pongo de bastante mala ostia al ver a tontos turistas en la playa paseando y bañándose en grupo, no se bajan de las vacaciones, en fin pena de que el virus no se cargue solo a gilipollas egoístas.

Manguerita del Culo clean a la izquierda de la taza, fotografía Iñaki Larrea ©

No necesito Papel de water aunque todavía me queda algo porque tengo en el baño el auténtico “CULO CLEAN”, jajajajaj, los que han estado en barcos o en países árabes ya saben lo que es, la verdad es que es mas limpio que el papel, y si tienes dedos gordos como yo lo dejas niquelado, jajaj, ya estoy desbarrando y solo llevo un día encerrado 😂, bueno pues eso, se trata de una manguera con un chorrito, que te ayuda a limpiarte, nota mental mano derecha manguera, mano izquierda culo, que la derecha va al pan.

Funcionamiento cuidado con la presión,

He comprado también un jabón antibacterias para lavarme las manos, yo creo que antes de palmar de Covid 19, aquí cogeré dengue o malaria, porque los mosquitos pican a base de bien, también he comprado repelente, no os preocupéis.

Jabón antibacterias, fotografía Iñaki Larrea ©

Después de todo el protocolo de limpieza me he puesto a lavar y endulzar el equipo de buceo, y ahora lo tengo en la terraza secando, otra vez de mala leche al salir a la terraza y ver a los bañistas, con estos nos extinguimos cómo especie.

Equipo limpio y endulzado fotografía Iñaki Larrea ©

Luego pasaré un rato editando videos y fotos para mandaros, eso después de la siesta, no vamos a dejar las buenas costumbres.

Y si me traen la comida y la cena pues de auténtico lujo, tengo Netflix y Amazon Prime y puedo ver la sexta temporada de Vikingos, que mas se puede pedir?

Lo mejor las vistas, fotografía Iñaki Larrea ©

Como veis no se está mal por aquí, como siempre es cuestión de amoldarse a las situaciones, siempre pienso que hay quien esta peor que yo, y con estas vistas no puedes estar amargado.

Atardecer desde mi terraza, fotografía Iñaki Larrea ©

Cuidaros mucho, gracias por leerme, nos vemos a la vuelta.